No te fíes de las señoras con perlas


¿Qué se oculta en esa (im)perfecta redondez brillante?

Alguien comentó que las perlas eran signo de elegancia.

Siempre es curioso pensar que son extraídas del interior de las ostras vivas.

Aunque también me comentaron que eran un signo de ranciedad y resistencia al cambio y/o modernidad, no obstante, ¿no será que en su interior se depositan los misterios del saber hacer (de la vida)? Qué curioso, ahora leo, que se forman como defensa ante un agente externo irritante (¿será por eso por lo que suelo caerles mal?)








INCISO 1 # Siempre me han dado ganas de morderlas.
Y ahora, me acuerdo de las peladillas de Navidad.


Tengo que respirar cuando veo tanto brillo y se acercan para comentarme que, cuando la ostra responde frente al estímulo irritador empieza por crear una primera capa de nácar para protegerse y así sucesivas capas mientras se mantenga el "bicho malo" dentro.


INCISO 2 # Dejadme reflexionar:
¿Será por eso que cada vez se ven perlas más
(y más y más y más)grandes?


Tras una noche de excesos me enteré que la mujer fina viste su interior de La Perla, pero por más que busqué, no encontré bolita alguna. Me recuerdan que, en su intento por protegerse y mientras el agente permanezca dentro de la ostrita, seguirá segregando nácar, dando como resultado, al paso de los años, una linda perlita.


*** ¡AAAAAAyyyyyyy! (largos suspiros)


Ahora me dan ganas de llorar cuando me dicen que las perlas se cultivan. Pero a caso ¿quieren que creamos que inyectan a un pequeño ser, como son las ostritas, un ser maligno para que en un acto de supervivencia disfrutemos del lujo de su nácar? Y la respuesta es sí, porque no habría perlas naturales suficientes para abastecernos a todos.


INCISO 3 # Rumores:
Mi primo segundo me comentó que ha visto una perla andar sola por la calle
e incluso a otra conducir un todo-terreno.




Y CONCLUYENDO:

Respiro pero me estremezco cuando pienso que las señoras con perlas odian al resto. Sus bolitas son un claro signo manifiesto de revolución, revolución frente al alterno, al díscolo.

Las perlas en pendiente, en pulsera o en collar son el palestino de la mujer que odia. Y mientras los agentes externos seguimos irritando y nos seguimos irritando con el frío nácar.

###

por decir algo # simmon sai