CABRONES CON PINTAS


¿RECUERDAS?
" I'm living in the American Gardens Building on W. 81st Street on the 11th floor. My name is Patrick Bateman. I'm 27 years old. I believe in taking care of myself and a balanced diet and rigorous exercise routine. In the morning if my face is a little puffy I'll put on an ice pack while doing stomach crunches. I can do 1000 now. After I remove the ice pack I use a deep pore cleanser lotion. In the shower I use a water activated gel cleanser, then a honey almond body scrub, and on the face an exfoliating gel scrub. Then I apply an herb-mint facial mask which I leave on for 10 minutes while I prepare the rest of my routine. I always use an after shave lotion with little or no alcohol, because alcohol dries your face out and makes you look older. Then moisturizer, then an anti-aging eye balm followed by a final moisturizing protective lotion..."






Buenos días a todos,


hay días que amanezco algo más asesino que otros, hay días que amanezco más preppy que otros, hay días que amanezco y punto. Hoy no sé muy bien qué clase de día es, simplemente sé que hoy es hoy y que he amanecido. Cuando vi la primera vez esta película me enamoré de muchas cosas, de hecho, fue el año que decidí que una de las carreras que haría en mi vida iba a ser Psicología. Al tiempo me di cuenta que cuando tienes dieciocho años tomas decisiones tremendamente estúpidas basadas en absurdas tesis vitales carentes de sentido, carentes de realidad, carentes de inteligencia. Al tiempo me di cuenta que con veintiocho puedes cometer los mismos errores (o más) que a los dieciocho, incluso con alevosía. Y así sucesivamente. Vi esta película y decidí, en ese momento que iba a empezar a usar crema hidratante y exfoliante, decidí que quería ser Patrick Bateman, versión soft, sin matar, sin sangre, que me mareo un poco. También decidí hacerme donante de sangre, ese mismo año, si no recuerdo mal.



De vez en cuando me pongo alguna escena, la inicial donde se presenta el personaje me encanta, pero la de las tarjetas de visita me eleva. 

También leí el libro de Bret Easton Ellis, una novela cuanto menos interesante, arriesgada, controvertida y cómo no: necesaria. La forma de llevar  a la vida a un auténtico psicópata, asesino en serie, cruel como pocos, nihilista, snob, misógino, superficial y elegante, muy elegante es un ejercicio creativo y literario que para cualquier aprendiz de novelista (como un servidor) es algo de admirar. Seguramente no sea una obra maestra, ni siquiera nada parecido. Creo que el mundo no sólo está compuesto por personas llenas de virtud, podríamos decir que una panda de sociópatas, antisociales y asesinos están ahí fuera, esperando a dar el salto a la vida social, política y empresarial.  No tienen moral, no tienen apego a la norma social y menos a los sentimientos humanos. Los "grandes" directivos y "grandes" políticos (y no pongo más comillas porque no quedan bien) poseen una marcada tendencia psicopática que les permite tomar decisiones de manera fría y alejada de cualquier tipo de sufrimiento humano. Les resulta fácil joder al prójimo, de hecho, conozco de cerca algunos lamentables casos y puedo afirmar, desde mi más que humilde posición de Licenciado en Psicología que a muchos de ellos (porque suelen ser más ellos que ellas) les excita sobremanera el ejercer poder indiscriminado sobre los débiles, especialmente sobre los que no se pueden defender y no poseen capacidad de reacción. Atención: No confundir nunca con la valentía, un político nunca es valiente, un alto directivo nunca es valiente, dejar a alguien en la calle o recortar bienes sociales no tiene nada que ver con la valentía. Ejercer y regodearse en el poder, disfrutar ejerciéndolo sin miramientos, no es de valientes, es de abusones. Y no hay nada peor en el género humano que el abuso, el abuso es de cobardes hasta donde yo sé. Nuestros políticos son unos abusones y además presumiblemente humanos. Muchos de ellos no tienen un cociente intelectual especialmente alto (y no coeficiente como se dice por ahí) y es por lo que deciden que otros piensen por ellos para luego ser quienes al final ejercen con mano dura el castigo merecido, a la distancia suficiente, protegidos o armados, como buenos cobardes, como buenos abusones. Muchos políticos son unos sádicos, auténticos psicópatas socializados que azuzan a sus "asesores" para que diseñen planes y más planes para satisfacer sus oscuros objetos de deseo. Os aviso que tienen una necesidad imperiosa de ser reconocidos, jaleados, palmeados por el público, son superficiales y populistas. Aviso, cuando decidáis disfrutar con una buena sesión de Noticias y veáis a nuestros amados políticos haciendo grandes declaraciones con un marcado carácter controvertido dudad de sus verdaderas intenciones, en realidad, esas acciones responden a impulsos mucho más perversos de lo que nos hacen creer. Muchos de ellos, disfrutan con el látigo y disfrutan con que el resto les teman, es por eso, por lo que la época de los extremos está aquí y serán los psicópatas quieren nos dominaran a todos.




MORALEJA/CONSEJO DEL DÍA: Es una pena que hayas nacido dentro de los rangos normales de personalidad, porque si fueses un auténtico cabrón te irían mucho mejor las cosas. Preocúpate por ir bien peinado y exfoliado, a ver si con suerte te confunden con uno.




























"Los psicópatas no pueden empatizar ni sentir remordimiento, por eso interactúan con las demás personas como si fuesen cualquier otro objeto, las utilizan para conseguir sus objetivos, la satisfacción de sus propios intereses...." si quieres leer más, sobre el tema hay muchas entradas, puedes empezar por la Wikipedia y verás.

SÍGUEME EN: