UK # LOS PRELIMINARES VOL. 2 # LA BANDA SONORA.

 


Recuerda echar un ojo antes a: TO UK: LOS PRELIMINARES. VOL 1.

Porque otra de las cosas imprescindible para un viaje es seleccionar algunos temitas musicales de acompañamiento.

Elegir una banda sonora adecuada, que responda a momentos vividos, momentos sentidos. No tiene que ver con elegir lo mejor, sino elegir lo que es, como los amigos.

Y es porque la música para mi es como la amistad. Nunca me había parado a pensar sobre esta idea, pero por momentos coge más fuerza. Es cierto que a lo largo de mi vida me han ido atrayendo distintos estilo de música, de igual manera que me han ido atrayendo distintos estilos de personas, y por tanto, de amigos. 

Es gracioso pensar que durante mi adolescencia iba de un estilo melódico, romántico y profundamente dramático a un estilo desenfadado, movido y muy bailable, ahora creo que mis amigos también se distribuían en esta escala. Lo más curioso es que ahora me ha dado fuerte por las Bandas Sonoras, y eso no sé qué quiere decir. 

En fín, siempre asocio a cada persona con una canción, con un album, cantante o grupo. Me gusta ordenar mis amores de esa manera, y no quiero ser menos con mis viajes. Cada uno de ellos ha tenido su Banda Sonora y ahora sólo me falta elegir esta.

A continuación, os adjunto algunas de los temas que por casualidad han estado sonando en mi Spotify mientras planificaba mi viaje:



 

###


 

###




 
.

###



 

###






















###
       

###



 

###

CONTINUARÁ


TO UK: LOS PRELIMINARES. VOL 1.







Los nervios de los preparativos me dan dolor de tripa, casi tanto como las ingesta obsesiva de café que los ansiosos (y viciosos) como yo nos pegamos a veces. Pero es un dolor del bueno.

Me encanta planificar cosas, me encanta hacer listas, listas y más listas, desarrollar de manera minuciosa la relación de objetos (necesarios e imprescindibles) para un viaje, pensar en los outfits (necesarios e imprescindibles), y ese tipo de mierdas

Todo eso para luego acabar haciendo lo que me dé la gana en el momento en cuestión, no acordarme de dónde dejé las malditas listas y serme infiel hasta el máximo. Toda esa planificación es la que hace rebajar la ansiedad previa al viaje. Aunque he aprendido que nunca una idea sobre el futuro será fiel a la realidad del presente, los sentimientos del momento pesan demasiado, y es por eso, por lo que soy de los que al final, siempre, se dejan llevar.

Eso no es menos ahora que me voy a Londres y Edimburgo, tras unos cuantos años sin pisar UK. Recordando: dos affaires de mi juventud, que ya forman parte de mí, y ahora, vuelvo con más madurez, algo más delgado, y con más dinero para gastar en todo lo que me salga del Big Ben.

El primer paso para organizar un viaje parte de los conocimientos que tengas sobre el lugar al que te diriges, siendo éste el cometido del post que nos ocupa. No es necesario que seas muy listo ni que tengas unos bastos conocimientos de Historia (puedes ser tan 'normalito' como yo mismo, decir mediocre me parece feo ahora que estoy 'contentito' porque me voy de viaje ¡Yuhu!), e incluso la propia limitación de ser español puede dejar de ser un problema siempre y cuando tengas algo indispensable: motivación, inspiración y sensibilidad.

Todos somos unos ignorantes frente a los matices de la Cultura, y más si no es la nuestra, pero eso no nos tiene que acomplejar, nadie dice que hay que leerse la Santa Enciclopedía Británica para poder viajar a aquellas verdes tierras, o saberse de memoria el soliloquico de Shylock para ir más allá (guiño para mi amiga Tamara), pero por lo menos hay que intentarlo.

Ejemplos que he encontrado por casa y que seguro que el resto también tendréis:

¿Que quién es Shakespeare y de qué va Love Actually? Shut up! eso es algo de lo que no tienes ni que dudar. Son las dos partes de una misma modena:
Drama y Comedia, Escocia e Inglaterra, Pasado y Presente.
Te recomiendo que pruebes esta mezcla de tradición con una chispa de la modernidad. Eso es UK.

Traveler llegó antes que tú seguro. Te dicen sitios a los que no podrás entrar, pero sí soñar con hacerlo (y yo, os aviso, que voy con la intención de hacerlo). No obstante, siempre puedes hacer la "estrategia de la piruleta" y acabar engañando a alguien para que te cuele y echar un english kiki a las cinco. (Ya U' know)



Para ser un superhéroe del amor tienes dos opciones, ponerte unas mayas y la cara de Joseph Finnes o ponerte a tope con los versos de Shakespeare. No te aseguramos cazar a la rubita de turno, pero por lo menos en Londres nadie te mirará mal.

Hay dos formas de plantearse este viaje, estimulando neuronas o destruyéndolas. La idea es combinar ambas. Por eso no te pierdas ninguna de estas dos propuestas, aunque cuídate de hacer un "Ewan McGregor" por las calles de Edimburgo.
Alguien pobre como tú puede llegar a ser alguien en Londres (aunque tengas que vestir de época).
Echale un ojo al callejero de Edimburgo y verás que no es indispensable para perderte por allí.
En Londres puedes conseguir todo lo necesario para una gran fiesta. Si no, preguntadle a la señora Dalloway.
Londres da juego a lo mágico, a lo sórdido y a lo perverso, pero también es la ciudad de la belleza y el romanticismo. Y cómo no, la ciudad de los demonios, los fantasmas, los asesinos y las venganazas. Cuida muy mucho tus espaldas, y no te fíes de nadie, especialmente si estás intentando ligar en la barra (mientras pides unos Tequilas Sunrise) y él o ella lleva máscara, seguro que no es Jude Law (huele a truño).
Si pretendes viajar a Escocia y no sabes quién es William Wallace ni te molestes. Camino rápido: quítate los gayumbos, colócate la manta del sofá de tu casa como falda y enchufa Braveheart mientras gritas "¡Por la Libertad!"
No te olvides que por aquellas tierras no se andan con "chiquitas" (en ingles "littlegirls"). Te están vigilando todo el día, y si no que se lo digan a La Estuardo, que su primita la Isabelita no veas cómo se las gastaba. Tú por si acaso, pídete el Dry Martini mezclado (no agitado) o un buen chupito de ginebra como la desaparecida (muerta) Reina Madre.

Muchas son las guías que se han publicado de Londres y ninguna es la definitiva, lo mejor de ésta, sin duda, es la portada (menos mal que la cogí en la biblioteca pública. Sí, soy de esos). Procura hacerte tu propia guía y no olvidarte de ciertas cositas,  que si eres afortunado, necesitarás y que no te dicen en ninguna guía, sólo en la de la Vida.

Londres es para los soñadores (solteros y solteras):
De allí  parten todos aquellos que se enfrentan a sus miedos y quieren buscar la mejor versión de ellos mismos. Márcate un Phileas Jones (o un Bridget Fogg para ellas) y aunque no te aseguramos el éxito, sí la aventura.

###

En la próxima entrega: 
"To UK: Los preliminares. Vol. 2. My Music"