LA MUERTE DE JAMES DEAN

Sin título

Ilustración "Little Bastard" por Simmon Said. Papel reciclado, tinta y lápiz.


No es que ahora la gente se muera más que antes, de hecho, por lógica debería morirse menos, o por lo menos, tardar más en hacerlo, y cuando lo haces, debería ser en mejores condiciones. Yo cuando era más crío pensaba que si moría mientras cruzaba la calle atropellado por un coche siempre sería mejor que fuese por un Ferrari Testarossa que por un Opel Corsa, y que fuese en la calle Serrano de Madrid que en la calle Payaso Fofó. Ahora que he madurado creo que esa idea estaba mal enfocada. Siempre será  mejor, ya que vas a morir, no hacerlo atropellado por un desconocido, sino hacerlo al volante de un Ferrari, nada de un Opel, morir por tu propia culpa y que te recuerden por ello. Nada de ir de copiloto o ser uno que pasaba por allí. Eso no es dignidad. No os permitáis morir así.

Puedes acelerar todo lo que quieras para morirte, es cosa tuya, pero aprende a conducir y decide si con marchas o automático. 

Os dejo una fotos de James y de su coche.






Recuerda seguirme en:




 


 

HOY SOY: ROMANO

Sin título

Foto tomada en el Palatino (Roma)


Cuando me pregunta que si soy de aquí respondo "de aquí de dónde", entonces especifican "de aquí, de España" y yo respondo que sí. Entonces, no contentos, vuelven a la carga "pero ¿y tus padres?". Yo contesto "sí, también, son de aquí", insisten "¿de España?" y yo insisto "sí de España". Sus rostros indican que no están del todo conforme con mis respuestas e incluso alguno se lanza a rebatir mis orígenes y pone en duda mi palabra y mi patria con un "pues no lo pareces". Yo a veces no respondo, otras simplemente sonrío y ahora, casi siempre digo "gracias".

Sé que ellos lo dicen por mis hechuras mitad nórdicas, mitad grecolatinas, cercanas a las deidades de la Antigüedad y muso de artesanos, pero yo respondo gracias por otra razón. No hay nada más español que hacer patriopatetismo con símbolos sin lustre, ya sea por ausencia de criterio o por miedo a hacer algo no programado para un ser como tú, convencional, porque buscas ser alguien, tener identidad basándote en aspectos históricos nacionales que ni entiendes, ni te planteas. En la misma autopista pero en dirección contraria, no hay nada más español que quejarse de lo patrio por deporte y sentirte identificado con culturas budistas porque te gusta como huele el incienso de pachuli y "conectas" . Unos dicen las dos españas, otros dicen caca-culo. Yo lo que digo es que soy español aunque perfectamente podría haber pasado por británico, islandés, alemán, rumano, argentino, neozelandés, japonés, italiano e incluso keniata. Pero hoy me acuerdo de Roma y de sus árboles. Me quedo con algo de cada sitio, dejo que pasen por mí y no me limito a pasar yo por ellos. 



Recuerda seguirme en:




 



LA MUERTE DE MICHAEL


Sin título

"Michael" por Simmon Said. Ilustración en papel recilado y lápiz acuarelable.


Esta ilustración forma parte de una serie que iré publicando poco a poco y que rinde tributo a héroes míos, él primero (que no más importante) fue River, ahora Michael, y pronto más.

Escuchar el tema "Man In The Mirror" de Michael  Jackson y entender que toda su locura tenía mucho sentido, que somos hijos de la frustración y que una muerte precoz en ocasiones nos alinea con nuestros verdaderos anhelos. Michael estaba muerto desde que nació, creció fingiendo que era un cadáver y nos engañó a todos con "Thriller", él era un zombie y sabía más que nadie, lo sabía todo, tenía el Conocimiento de los seres de la Antigïedad, vino para darnos algún mensaje y nosotros le encumbramos como estrella del pop mientras que otras civilizaciones le hubiesen llamado ángel, santo o profeta. Todo estaba orquestado, al final lo humanizamos, se convirtió en persona y ahí empezó su nueva muerte, su destrucción. Fue asesinado porque sabía demasiado, lo sabía todo y eso nunca ha gustado. La muerte por sobredosis o envenenamiento sigue siendo la muerte destinada a los mejores, a los que ostentan el poder informal, a los que tienen la llave de la influencia. Todos sabían algo y nosotros sabemos que lo sabían.


Recuerda seguirme en:




 



 


FINALISTA EN POP UP GALLERY DE OYSHO


ILUSTRACIÓN FINALISTA

Súper contento por ser finalista en la Pop Up Gallery de Oysho. Toda una alegría el haber sido seleccionado entre más de 1800 ilustraciones. Yo por las dudas voy a empezar a escribir un discurso de agradecimiento de estos largos y con muchas menciones artísticas, con silencios dramáticos y algún quiebre de voz, euforia y emoción, todo en uno. 
Sólo decir GRACIAS.

No olvidéis seguirme en:



 


LA MUERTE DE RIVER

Sin título

Ilustración registrada: en papel reciclado con lápiz acuarelable por @simmonsaid


Esta noche a muerto River Phoenix, nos hemos quedado sin esta prometedora estrella, de esas que sólo muertas brillan más, de esas por las que jamás pasará el tiempo y su belleza será dignificada por un  adiós precoz. Por una de tantas, mi tributo a esas pérdidas. Feliz día de los difuntos.


Recuerda seguirme en:




 









OYSHO: POP UP GALLERY




Aquí tenéis alguna de las ilustraciones con las que me he presentado al concurso Pop Up Gallery de Oysho, el cual consiste en crear por un día una exposición efímera con ilustraciones que beban del espíritu de la marca, y además, el ganador tendrá la oportunidad de diseñar una colección cápsula.
 
La selección ganadora saldrá de la mano de tres importantes ilustradoras de moda: Silvia Prada, Cecilia Carlstedt y Marcela Gutiérrez.

Podéis ver más y votar por mí aquí. Mil Gracias.  

Os adjunto un par de ilustraciones más que también podéis votar, haciendo clic sobre la imagen os lleva a la plataforma de Oysho en Facebook, donde podréis votar por estas ilustraciones o por las que más os guste.

Y recuerda: hagas lo que hagas ponte bragas Oysho.




 


LA CHICA IBUKI


Colaboración con GLAMOUR.es y SHISEIDO para la campaña IBUKI
ver más aquí 






 



JOHN GRANT, THE GMF


JOHN GRANT BY SIMMONSAID



Este John Grant es alguien que nunca podría ser marciano (lo de hijo de puta lo dice él en GMF). Posiblemente no sobreviviría al viaje. Tampoco te lo puedes imaginar en otro lugar que no sea aquel, con sus ríos de flujo verde, sus botellas doradas de champán y la casa rústica de su socia, la hermana Marie Bernadette O'Connor a la sombra de un cráter profundo y color magenta fuerte (cerca de Dios). Su música es eso, algo que te podrías poner para un viaje a Marte sin haber contratado un seguro de asistencia en viaje, ni repatriación de tu cuerpo en caso de muerte. Simplemente un viaje único y especial. El odio que se tiene a si mismo y al mundo de mierda que le ha hecho así nos provee de la mejor de las sensibilidades, de las buenas, de las que a mí me gustan, de las de sintetizador, cinismo y belleza.

John, te veo el próximo sábado en el #DCODE FESTIVAL.